10 consejos para quien va a recorrer el sureste asiático

¿Primer viaje al sureste asiático? Es normal que tengas mil dudas y algo de reparo en visitar un lugar tan lejano y con unas costumbres y una cultura tan diferentes, sin olvidar lo complicado que puede ser comunicarse con personas que tienen una lengua tan distinta a la nuestra. Sin embargo, que no cunda el pánico, pues al fin y al cabo las personas se rigen por los mismos actos y rutinas, y tan solo hay que acostumbrarse a su manera de hacer y entender las cosas. Tranquilízate y lee los siguientes diez consejos para saber a que atenerte en tu viaje recorriendo el sureste asiático:

  1. NO ORGANICES TODO EL RECORRIDO

Un viaje de esta magnitud no merece estar atado y bien atado, pues un lugar tan lejano y exótico para nosotros puede dar lugar a muchos planes alternativos que no esperabas, y sería una pena no poder disfrutarlos por el mero hecho de tener una ruta marcada e inalterable. Establece algunos lugares y ciudades para visitar, y marca un recorrido general, pero una vez allí déjate llevar por lo que encuentres y te apetezca hacer.

  1. ALÉJATE DE LAS ZONAS TURÍSTICAS

Es normal iniciar el viaje en alguna capital para después seguir una ruta más o menos turística, pues todos nos sentimos atraídos por los mismos lugares, además de que nos dan más facilidades a los extranjeros. Sin embargo, al final acaba por ser un encuentro constante con otros turistas, lo que limita el conocimiento de lo local, así que piérdete en algún momento y conoce pueblos o partes más escondidas pero llenas de riqueza local y cultural.

  1. NO SIGAS AL PIE DE LA LETRA LA GUÍA

En consonancia con el punto anterior, está bien disponer de una guía que nos dé ciertas indicaciones, pero lo cierto es que todos los turistas tendrán marcados los mismos puntos “imperdibles”, que después no dejan de estar llenos de visitantes y se alejan de lo local. Por ello, está bien que tengas una guía de referencia, pero no andes todo el día con la nariz metida en ella.

  1. ¡REGATEA!

Sí, el regateo forma parte de la vida local de los países del sureste asiático, así que anímate y prueba este juego no exento de trucos y habilidades negociadores. Pero no lo conviertas en una pelea, sino en algo divertido de lo que hasta puedes conseguir gangas.

  1. RESPETA LA CULTURA LOCAL

La cultura y religión de los países del sureste asiático son completamente diferentes, además de que muchos de ellos son musulmanes, por lo que te recomendamos que seas respetuoso a la hora de vestir o de realizar ciertas prácticas que, aunque habituales para nosotros, no lo son para ellos.

  1. NO A LA EXCURSIONES CON ANIMALES

Por favor, no es muy difícil comprender que los animales que nos exhiben y proponen para excursiones no están ahí por su propia voluntad, además de que no es muy natural tenerlos enjaulados o que respondan tan bien a nuestras ·apetencias”. No es natural para ellos y no debemos contribuir a este maltrato.

  1. APRENDE ALGUNAS FRASES DEL IDIOMA LOCAL

Está claro que recorrer el sureste asiático no implica aprender todas las lenguas que nos vayamos encontrando, y que por supuesto está bien utilizar el inglés como idioma para comunicarnos, pero aprender algunas palabras (hola, adiós, gracias) para cumplimentar es un detalle muy respetuoso para con los locales.  

  1. INFÓRMATE SOBRE LO QUE VAS A VER

O hazlo a medida que lo vas conociendo, pues es muy interesante aprender las historias que están detrás de aquello que visitas, además de que adquirirá el sentido que le falta a tu entendimiento inicial.

  1. EQUIPAJE LIGERO Y CÓMODO

Recorrer el sureste asiático implica hacer la maleta una y otra vez, ensuciarte, caminar mucho, coger muchos transportes, etc., por lo que no va a ser agradable andar con una mochila repleta de ropa de más o de objetos no realmente necesarios, así que limítate a unas pocas prendas de ropa, bien cómodas, y deja sitio para los regalos de la vuelta. Además, la ropa allí es muy barata y puedes comprarte sin problemas lo que vayas necesitando.

  1. COME EN LA CALLE

La comida allí es taaaan diferente que no puedes perderte sus olores y sabores, así que anímate a comer como lo hacen los locales: en la calle, y olvídate de restaurantes donde puedes comer platos habituales para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *